lunes, 13 de febrero de 2012

Hurtos, reformas, rupturas y venéreas, por Emmett Honeycutt.

¡He vuelto!


Llevo 15 días sin aparecer por aquí (qué bochorno), aunque la verdad que no ha sido por falta de acontecimientos relevantes que comentar…

He tenido 7 exámenes en menos de 2 semanas, lo que me ha dejado sin tiempo ni para respirar. He terminado con sarpullidos en los ojos y con la espalda peor que Madonna después de dos piruetas. Para una chica estudiosa y obsesa de la lectura como Cameron, esto sería pecata minuta, pero a mí me ha supuesto los 15 días más horribles de mi corta existencia. Aunque eso quizás se haya visto agravado por otros hechos que ahora comentaré.


Para empezar, me han birlado la BlackBerry.
Yo soy una de esas personas ancladas en el pasado que todavía tiene un Samsung sin internet ni nada. En Septiembre mi compañía telefónica me dijo que me regalaba una BlackBerry por la permanencia y tal… Bueno pues tuvieron que pasar 4 meses hasta que en Enero, por fin, me avisaron de que la enviaban.
¿A vosotros os ha llegado? Pues a mí tampoco.
Resulta que el repartidor se ha dedicado a fangarse móviles, portátiles y televisores como un subnormal y claro, le han pillado en un plís… Lo cual no significa que a mí me haya llegado ya mi móvil, no…


Por otro lado, he estado de reformas en mi habitación, lo cual me ha generado un estrés que calculo me habrá quitado 3 años de vida. Llevo 4 ó 5 días montando muebles, reubicando los muchos objetos inservibles de mi dormitorio, enyesando, lijando, pintando, atornillando… Me he sentido como un fornido obrero entre tanta herramienta.


(Esto es lo que Emmett cree que está pasando)


(Esto es lo que realmente está pasando)


video

Al final el resultado no ha sido el que esperaba y el cuarto está un poco esperpéntico… por intentar tapar agujeros con capas de pintura nueva, mis paredes parece que tienen vitíligo.


También en estos días, he conseguido por fin romper con el mal besador. Mi objetivo principal cuando le conocí era tirármelo, luego pensé que quizás pudiese ser un marido en potencia, pero al poco me di cuenta de que ni de broma, pero es un encanto y me cae muy bien, y morbo me sigue dando un rato…
Él llevaba como 3 semanas demasiado lanzado desde nuestra cita: llamándome, mandándome mensajes y utilizando demasiados apelativos cariñosos cuando, realmente, no había pasado absolutamente nada entre nosotros… Un poco desquiciado, la verdad.
Tenía miedo de que reaccionase como Glenn Close en Atracción Fatal,  pero cuando le expuse los hechos y puse mis sentimientos sobre la mesa, se lo tomó bastante bien. Ahora me sigue hablando a diario pero se centra más en calentarme el rabo y decirme guarrerías que en intentar llevarme al altar.
Objetivo conseguido.


Pero estos 15 días no habrían sido los mismos sin una nueva compañera de fatigas…
El 30 de enero, víspera de mi primer examen, en una de mis muchas tardes de estudio en las que me entretengo poniéndomela morcillona pero sin llegar a nada más, me dio por mirar hacia abajo y ver en mi zona genital algo tal que así.
Acongojada, llamé enseguida al médico especialista en cosas del querer y allí que me planté en menos de media hora, en una sala de espera en la que estábamos: 4 maricones, 2 gitanas, 3 negros, una prostituta cubana, una prostituta española y anciana, y un transexual.
Yo, que soy una chica de moral distraída, tendré muchos defectos, pero el bareback no es uno de ellos. La doctora (y las 2 alumnas de prácticas que había con ella...) observaron mis síntomas y me tranquilizaron, dándome un diagnóstico, una cura, y una sonrisa compasiva.
Mañana recojo mis análisis de sangre y la doctora le echará un vistazo a mi amigo, a ver qué tal anda…

Y esta es mi vida… Me he pasado los últimos 15 días estudiando, remodelando, rompiendo corazones, de querellas con Vodafone y avisando a mis amantes de los 2 últimos meses de que posiblemente deban hacerse una revisión. Por suerte no es nada grave y todos se lo han tomado genial… se ve que me codeo con auténticos gentlemen en el catre.

Eso sí, llevo 20 días sin sexo (y eso incluye el sexo en solitario) y estoy que me subo por las paredes…



No hay comentarios:

Publicar un comentario